• img_001
  • img_002
  • img_003
  • img_005
  • img_006

Terruño

Las características de suelo franco arenoso y el clima semi-desértico contribuyen en la obtención de uvas para vinos de calidad superior. Las escasas lluvias y el sol presente casi los 365 días del año ayudan a la obtención de vinos con mayor concentración en aromas, color y excelente grado.

Los viñedos se encuentran ubicados en las principales regiones vitivinícolas de la Provincia de Mendoza; unas de las mayores regiones en cuanto a producción y calidad.

Estas zonas caracterizadas por sus días cálidos y soleados, con noches frescas ideal para que sus perfumes, aromas y colores se fijen y puedan trasmitirse genuinamente a los vinos. Los suelos arenosos y muy permeables, ubicados de 800m. a 1.100m. sobre el nivel del mar. Las aguas utilizadas para  su riego provienen del deshielo de la cordillera de Los Andes, a través del Río Tunuyán o Río Mendoza.